miércoles, 22 de enero de 2014

Relato con un personaje invitado

Hoy me sumo a una propuesta que viene del blog Así soy yo.



Se trata de escribir un relato en el que participe como invitado un personaje de algún libro que hayamos leido. 
Como en la entrada anterior mencioné a las sirenas, se me ocurrió invitar a la sirena, protagonista del libro "La sirenita" (Den lille Havfure - la muchacha de mar) del escritor danés Hans Christian Andersen.

Ilustración de Ann Andersen
de dicho cuento
Y ahora me tiro al mar...

Me gusta contemplar el mar. Ese ir y venir de las olas parece transportarme a otra dimensión, donde todo es posible y las viejas historias de los marineros y pescadores dejan de sonar irreales.
Una vez, un viejo marino que solía andar por el pueblo, juró por sus barbas que se había topado en uno de sus viajes con una sirena. Nadie le creyó y todos se le rieron en plena cara, pero algo dentro de mi me decía que el hombre no mentía.

Pasó un tiempo. Estaba yo inmersa en mis pensamientos como de costumbre, cuando un canto extraño pareció venir de mar adentro. Me puse en alerta, pero no alcancé a ver nada. Solo escuchaba una voz melodiosa mitad canto, mitad llanto. Sin embargo no me di por vencida, varios días me quedé haciendo guardia esperando descubrir a quien provocaba ese sonido. Mi paciencia se vio retribuida y un atardecer, asomó de entre las olas una verdadera sirena. Su cabellera parecía de pura seda, y su coleta se movía con gracia. Nos miramos unos breves segundos seguras de que eso alcanzaba para sellar un secreto. Y así fue, por un largo tiempo nos encontrábamos a la hora de la puesta del sol y hablábamos de nuestras vidas. Todo cuanto ella podía contarme era asombroso para una terrícola como yo, la vida marina que llevaba distaba mucho de la que yo podía vivir.  Sin embargo ella no le encontraba encanto a ser como era, ella ansiaba ser una mujer como yo y poder caminar por tierra firme y conquistar a un príncipe que una vez salvó de morir ahogado y del que se había enamorado.

No lo logró, y sus tantos sacrificios por alcanzar su sueño la fueron alejando de ese ser tan bonito que era... Primero perdió su voz, luego cambió su cola por un par de piernas y finalmente, perdió su corazón. Ese día, se convirtió en espuma de mar.

Me gusta contemplar el mar y sobre todo, ver como la espuma danza y parece palpitar con la fuerza de un corazón enamorado.




24 comentarios:

  1. Hola Jorgelina, bienvenida a los relato del jueves.
    Tu relato es precioso, arrastra una tristeza del deseo cumplido que no dio el fruto esperado. Es mejor quedarse como es uno, a veces los cambios anhelados no son lo que esperamos, ni nos traen la felicidad que buscamos.
    El final me encantó. Te felicito por este dulce y melancólico relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pobre sirena... qué triste historia, dista mucho de la versión que hicieron del cuento los estudios de Disney. Por lo menos te diste el gusto de conocerla a través de tu relato y compartir con nosotros.
    Un beso y gracias por participar, amiguchis ☺

    ResponderEliminar
  3. Lo más trágico es que al principe la habría preferido en su verdadera forma de sirena.

    ResponderEliminar
  4. Mal final para la sirenita, y es que se quiere lo que no se puede.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Jo, gracias por pasar a leer mi relato, ya sé, somos nuevas jueveras, Tu relato, aunque triste, me ha encantado. Nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que la historia es triste, lo es el cuento original, porque la suerte de la pobre sirena no la determino yo sino su propio autor, me quedé pensando en que es bastante trste para tratarse de literatura infantil, pero los cuentos de aquellas épocas tenian un trasfondo bastante trágico, al menos hasta donde tengo leido.
    Gracias a todos por comentar y pasar por aquí.
    Jo

    ResponderEliminar
  7. Una melancólica historia bien narrada y con un clima de mar y nostalgia entremezclados!
    Bienvenida al grupo de jueveros
    =)

    ResponderEliminar
  8. vuelvo ahora voy con prisas, pero deseo quedarme con tu enlace.

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡gracias! ¿tienes blog? no sé cómo seguirte :)

      Eliminar
  9. ¡Bienvenida a los jueves! Un bello relato, aunque con triste final. Las sirenas tienen sus encantos y seguro que a él le gustaba tal cual era, aunque se tratara de un amor imposible. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Has rescatado en cierta manera de las aguas del mar a esta sirenita, de versiones varias, y de triste historia. Y es que no siempre el amor se ve correspondido lamentablemente. Me quedaré pensando en ella, seguramente, cuando me enfrente a la espuma. Buen debut Jo!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  11. Que pena de sirenita! Siempre que vea la espuma de mar, me acordaré de tu relato :)
    Se bienvenida a los jueves!

    Bss.

    ResponderEliminar
  12. La pena, el amor y la vida. Todo ello en tu relato, contando con encanto.
    saludos!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Bienvenida!,ya veo que eres una enamorada del mar como yo, cuanto me alegro de que lo hayas cogido como marce de tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida al grupo preciosa, Un relato lleno de melancolía, pero muy bonito.
    No todos los amores tienen buenos finales.
    Te enlazo para seguirte...Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Bonito relato teñido de trtisteza lo que no le quita ni un ápice de su belleza. Fué feliz en su hábitat hasta que se enamoró de un imposible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Te doy la bienvenida a los jueves y te felicito por el relato. Me alegro mucho de contar con otra uruguaya juevera!!! y cómo no gustarte el mar y hablar de la sirenas...

    besos

    ResponderEliminar
  17. La amistad con una sirena ha de ser mágica, mucho sabe ella de la mar y de los hombres que la surcan, tanto que se enamora y por ese amor lo pierde todo !cuánta añoranza!
    Melancolico relato que nace de un cuento y que tú renaces de las olas y las espumas, letras como sonido de caracolas.
    Mi bienvenida a los jueves, un besito cariñoso.

    ResponderEliminar
  18. Pobre sirenita! Siempre se desea lo que no se tiene! .La verdad es que es uno de los cuentos que no me se demasiado bien...y tampoco he visto la peli...
    Bienvenida a los "jueves"
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Bienvenida a estos jueves, te has estrenado con un bello cuento que nos habla de deseos insatisfechos y de lo que podemos perder si seguimos adelante. Bueno, convertirse en espuma de mar tampoco es tan malo. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Me gusta ese final, añorante y evocador ... esa espuma en la que se integró la sirena.
    Bienvenida.

    ResponderEliminar
  21. Hola, bienvenida a los jueves. Tu relato es tierno y aleccionador.
    Nos introduces en los sentimientos y deseos de quien no está muy convencido de cómo es, y busca con riesgo la opción de un cambio... para pensarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Bienvenida a los jueves!!!
    Un precioso cuento, nunca estamos conformes con lo que tenemos, es así... a mí me encanta el mar...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  23. Qué lindo relato! Cosas que suceden cuando uno deja de ser quien es para parecerse a lo que cree que al otro le gusta.
    Besos

    ResponderEliminar

gracias por compartir latidos conmigo

frases con latidos